viernes, 8 de marzo de 2019

UNA “FAKE NEW” A TIEMPO…ES UNA VICTORIA

#Aleertoca #eltranviadelamoda

Una de las características más dañinas de hoy en día y de todo el mundo es la difusión de Noticias Falsas, “Fake News”. Una intención extendida de difundir una información errónea con una voluntad clara de engañar al lector.
La idea es tener un objetivo claro principalmente poniendo a caldo al protagonista y con apariencia de noticia real.

El objetivo suele ser económico, ganar dinero a costa de la fama o popularidad de uno. Encumbrarlo hasta la cima o denostarlo hasta el peor de los Hades para mejorar o empeorar su imagen haciéndolo como si de una inversión como otra cualquiera se tratara. Sin escrúpulos.
Y si uno descarga la ira contra un colectivo, perfectamente puede influir en el pensamiento de la sociedad derivando hacia la línea ideológica que se quiere potenciar.

Claro que “Fake News” no es nuevo. Siempre han existido y son mas antiguos que la propia mentira. Los vulgarmente llamados “bulos”… Lo único que ha cambiado es que antes las mentiras quedaban reducidas a un circulo de amigos, a un vecindario o a una familia y ahora, con la velocidad de las redes sociales la difusión es masiva y mundial.

La sociedad estupidizada por el morbo y la fama tiene tres principales maneras de joder la vida a los demás:

La primera consiste en ponerse medallas en el trabajo y quitárselas al que resulta competencia directa. Entonces surge, por arte de magia, el bulo de que esa compañera de trabajo que te hace sombra está embarazada justo…en pleno proceso de selección de mejora de puesto de trabajo. “Pobre, justo ahora. Pero ella buscaba ser madre hace tiempo.”
No falla y siempre es mentira.

La segunda manera es la que quiere convertir a tu pareja en criminal. La vecina, auténtica cámara de vigilancia hace tiempo que no te ve y empieza a rumorear que estas descuartizada en el arcón del sótano. Es materialmente imposible que no te haya podido poner el ojo encima en un mes. “ Su marido es un criminal, pero es educadísimo. Me saluda siempre que me ve.”

Y la tercera es una reacción extraña que nace del seno de la familia. Una variante del síndrome de Estocolmo. Un grandísimo hijo de puta que resulta ser herman@ o cuñad@ lanza un bulo estratégicamente pensado sobre tí. Y el resto de los familiares en vez de enfurecerse con quienes cometen semejantes tropelías se dan un golpe en el pecho y casi comprenden la naturaleza del bulo. Porque si de eso depende un mayor trozo de tarta de herencia a costa de pisotear para siempre el honor de tu hermano: “Perdone, pero la vida esta “muy achuchá” y cada uno hace lo que puede para sobrevivir.”

Demasiada gente ha querido abrazar estas noticias en función de su propia interés, con independencia de que sea verdadero o no.
El interesado perjudicado se desgañita y dice: “Oiga usted, que esto no fue así, que esta versión es falsa y no hay nada que lo sostenga.”
Y la respuesta es: “Eso nos trae sin cuidado. Nos conviene este relato, nos complace esta ficción y es la que mejor se adapta a nuestros propósitos. Y sinceramente, ni me importa mi compañera de trabajo, ni que mi vecino sea un asesino, ni me importa destrozar la vida de mi hermano.”

Una “Fake New” a tiempo… es una victoria.
Pero sólo para los perdedores. La mezquindad de nuestro tiempo es de tal envergadura que ya no se alcanza el uso de la razón ni en la edad adulta. Por favor…no se crean todo, no den las cosas por sentadas.

www.eltranviadelamoda.com



No hay comentarios :

Publicar un comentario