domingo, 22 de julio de 2018

PRÍNCIPES QUE DESTIÑEN...y princesas


Aquel hombre romántico, educado y cortes con ella...terminó por convertirse en un sapo. Se acomodó en el sillón y engordo, dejó de ser caballeroso, dejó de mandarle mensajes románticos...y ella empezó a marchitarse, a sentirse triste incluso fea.

Se preguntaba: qué  tendré yo, en qué he cambiado? Evolucionaron en direcciones opuestas. El día que pensó que había perdido su título de princesa, decidió romper la relación.

El cuento podía haber sido perfectamente al revés. 

El, un príncipe implicado, fantástico, atento...y ella una acomodada, consentida desde que viviera con sus padres y viviendo completamente a costa de su marido pero quejándose de todo y siempre queriendo más...a la que se le habría agriado el carácter y seguramente podrido el corazón. Y egoísta...muy egoísta.

Nos han inculcado desde pequeños una vida de pareja romántica del estilo "ser felices y comer perdices."

Pero no es así. 

Las parejas con el tiempo se relajan, dejan de cortejarse, se enredan en el estrés de la vida diaria, del trabajo, empiezan a parecerse a suegros y suegras que joden la vida y lo peor...hacen chantaje con los hijos, que ahora, en tiempo de vacaciones, se convierte en el arma principal.
Y claro, las esposas que lo hacen toman como triunfo algo que los hijos de parejas destrozadas sólo ven por interés.  Vacaciones dobles con el uno y con la otra.

Eso no es un triunfo...es una derrota para TODOS.

Y se busca la comodidad. En cómo se comporta el uno con el otro. A ver quien hace más daño.

Donde esta el límite? 
Hay una línea que una vez cruzada comienza a marchitar todo. La línea que convierte al hombre o la mujer ideal en rana, o es más, en auténtica basura.

Tan débil era la base de sentimientos que nos unió en un principio?

"El matrimonio es la principal causa de divorcio." Groucho Marx.

PD: Especialmente dedicado.

eltranviadelamoda.com




lunes, 16 de julio de 2018

POR QUE...


“Ella le amaba no porque fuera guapo sino porque era más ella...que ella misma.

Porque...cualesquiera que fueran las esencias de sus almas, la de él y la de ella eran idénticas, mientras que la de ella y la de otros eran tan desemejantes como lo era el rayo de luna del relámpago, diferentes como el hielo del fuego.

Porque...sus sueños se infiltraban en ella como el vino en el agua, alterando el color de sus almas.

Porque...juntos eran el huracán y el trueno.

Porque...el se empapó de cuantas sonrisas absorbían sus labios.

Porque...la disimulada delicia que hallaba en sus ojos le llevaba a un estado de turbación que les dejaba absortos en un gozo recíproco de felicidad.

Porque...le amaba.”

eltranviadelamoda.com




jueves, 12 de julio de 2018

EL MOMENTO DE REÍRSE ES...AHORA


Sherlock Holmes y Watson se van de campamento...
En algún momento de la noche debajo de su tienda bajo las estrellas sucede esto:

“-Watson, mira las estrellas y dime qué ves.
-Veo millones y millones de estrellas- responde Watson.
-Y qué deduces de eso?- pregunta Holmes.
-Pues que hay millones de estrellas, solo unas pocas tienen planetas y...es muy posible que haya planetas como la Tierra y por lo tanto...que haya vida.
- Watson, idiota...quiere decir que nos han robado la tienda!”

A lo largo de la historia filósofos, médicos, psicólogos, psiquiatras y todo tipo de científicos han sentido curiosidad por el humor; Platón, Aristóteles, Freud...que lo consideraban una válvula de escape para expresar represiones y pone de manifiesto que las personas que gestionan el estrés a través del humor fortalecen su sistema inmunológico.

Aunque existe una línea que no deberíamos cruzar...
Esa línea que se traspasa cuando solo se ríe uno o una parte muy pequeña del grupo. Esas bromas que normalmente van asociadas a burlas y a humillaciones. Y tampoco es gracioso reírse de temas que sean sensibles: chistes machistas delante de una víctima de maltrato ...

Estamos de acuerdo que es más fácil acercarse a una persona que sonríe que a otra que está con cara de pocos  amigos. Ven el lado gracioso de la vida los que tienen más control y deciden que valor dar a los problemas que lee surgen...

Para los que quieren sonreír:

- Ser uno mismo. Hay personas que son graciosas por su voz, por cómo gesticulan, porque hablan deprisa...
Nunca subestimes lo que puede sacar una sonrisa.
- Juegos de palabras cortos.
- No hay que abusar de la ironía. El sarcasmo se entiende pero no siempre se comparte.
- Ser oportuno es gracioso. Porque hay bromas que, a veces, están...fuera de lugar.
- Sonreír, sonreír, sonreír...
- Y sobre todo, no se tome muy en serio a usted mismo.

Con el paso de los años tendemos a trivializar todo y a reírnos de aquello que una vez nos pareció un auténtico  drama. 
Entonces...Por qué esperar a que pase el tiempo?

El momento de reírse es...ahora.

eltranviadelamoda.com




domingo, 8 de julio de 2018

LA GRANDEZA DE UN LÍDER


Hoy en día abundan los políticos, los gobernantes autoritarios, los directivos, los ejecutivos agresivos...pero nos faltan verdaderos líderes, formadores de equipos al servicio del bien común de la sociedad.

Muchos empleados se quejan de la relación tan fría que mantienen con sus superiores. Tienen fama de ser personas difíciles, correosas, inflexibles...personas que han descendido por su propio deseo a la arena del gran circo de las pasiones humanas y se han convertido ellos mismos en fieras.

Y aunque cambian los tiempos, siguen existiendo los jefes autoritarios que se comportan de manera deshumanizada con sus empleados y que tienen en común los siguientes rasgos:

1.- Son Jerárquicos: piensan en términos de superiores e inferiores y muestran su mejor cara a los de arriba y su peor  versión a los de abajo.

2.- Están centradisimos en su carrera: no les importa el impacto de su trabajo en la sociedad. De hecho, muchos cambian de empresa solo por motivos económicos.

3.- Dan órdenes: creen que su función es dar órdenes a los miembros de su equipo, abusando de poder. No tienen en cuenta otros puntos de vista que no son los suyos.

4.- Penalizan los errores: están sometidos a mucha presión y no toleran los fallos de sus colaboradores incluso echan broncas cuando la cosas no salen como quieren.

5.- Llevan máscara: se esconden detrás del puesto que ocupan porque están obsesionados con la productividad y no tienen en cuenta la dimensión humana de sus colaboradores.

6.- Se atribuyen el mérito: compiten con los miembros de su equipo y no soportan que alguno destaque más que ellos. Culpan a los demás de resultados mediocres y se ponen medallas cuando cosechan éxito colectivo.

7.- Desconfiados y controladores: dedican mucho tiempo a supervisar  y corregir el trabajo realizado por sus trabajadores. No creen en las nuevas tecnologías y eso les impide trabajar con autonomía y libertad.

Y es que, en el actual escenario microeconómico, la principal fuente de riqueza es su capital humano; el talento, la creatividad, la pasión, la motivación, la inteligencia, la diferenciación...porque es lo único que no puede automatizarse, ni digitalizarse, ni deslocalizarse a  países emergentes con mano de obra más barata...

"La grandeza de un líder no se mide por el tamaño de su ego, sino por la altura del propósito al que sirve"
Martin Luther King 

Y también en saber manejar el talento de sus equipos...

eltranviadelamoda.com




sábado, 30 de junio de 2018

EL ARTE DEL SILENCIO


Los erizos se buscan para darse calor y poder sobrevivir en las frías noches de invierno. Según “El dilema del erizo” escrito por Arthur Schopenhauer, han de calibrarse cuidadosamente para no lastimarse con sus púas a una distancia que les permita recibir su calor...sin dolor.

Schopenhauer evocaba a través de su parábola la gran paradoja de las relaciones: cuanto más estrechas son más probabilidad hay de acabar heridos, pero el alejamiento provoca sufrimiento y soledad. 

Cómo resolver el dilema del erizo?

Las buenas relaciones son una de las claves de la felicidad y eso se consigue a través del arte del diálogo, donde cada uno defiende sin imponer su propia opinión y es capaz de escuchar lo que quiere decir el otro.
Confesiones, críticas, opiniones...todo es productivo desde el plano racional y debemos basarnos en lo que nos une para resolverlo.

Un buen diálogo debe reunir ciertas condiciones:

- Motivación. Porque díalogar no es desahogarse sino mejorar la relación con el otro.
- Frecuencia: Cuanto más...mejor y cuanto más se pospone peor.
- Momento: Elegir el día adecuado para tratar el tema crítico cuando no se está estresado ni tenso y evitar encontrarse con alguien que tiene el corazón hinchado de orgullo.
- Síntesis: las cosas importantes no se resuelven de una vez, así que después de un intercambio de ideas lo mejor es “ir al grano” y tratar un tema cada vez.
- Tono: es muy importante saber decir las cosas, evitar sarcasmos, un tono autosuficiente y palabras que puedan herir.
- Respeto: Mejor hablar de uno mismo antes de acusar relatando una preocupación concreta y si se puede, con sentido del humor.

Pero el mayor obstáculo para el diálogo es el desbordamiento emocional; ese volcán de sentimientos que surgen cuando se escucha algo que no agrada. 
Ese trato desagradable que basta para convertir a un santo en demonio.
Por esa razón hay personas que prefieren evitar el contacto para no sufrir ese huracán emocional y aprenden a callar.

Los defensores de la sinceridad piensan que hablar es un acto casi...sagrado. 
Pero a veces, un ataque de verborrea sin filtro alguno puede tener tremendas consecuencias.
Hoy la gente lo sociabilidad todo...pero no es lo normal.
Y a veces, lo mejor es aprender el arte del silencio.

Miedos y obsesiones que hacen que podamos hacer daño inútilmente cuando además, el asunto no tiene arreglo.
Lo que puede parecer un acto de sinceridad puede convertirse en un “Sincericidio”.

Y ya puestos, cuando tenemos ese diálogo desarrollamos una especie de simulador de relaciones que saca a la Luz las trampas de la manipulación en las que los oponentes ofrecen una muestra de su verdadero carácter y en un acto nuestro de sinceridad podemos encontrarnos con:

Los que se hacen la victima: “Como me dices esto?”
Los que acusan: “Ya sabia que tú eras peor...”
Los que preguntan: “Por qué me dices eso...?”
Los pasotas: “ No te creas tan importante contándomelo.”

No cabe duda que los seres humanos, a diferencia de los erizos, llevamos las púas por dentro y no por fuera.

Por eso, el silencio, sin ningún lugar a dudas, también es un arte.

eltranviadelamoda.com




martes, 26 de junio de 2018

HE APRENDIDO...


He aprendido que los amores pueden llegar por sorpresa o terminar en una noche.

Que el valor de las cosas no esta en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden, por eso...existen momentos  inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.

He aprendido que grandes amigos pueden volverse desconocidos y desconocidos que pueden volverse amantes inseparables.

He aprendido a parar el tiempo en las cosas que van a tener un valor especial para mí siempre...

eltranviadelamoda.com




domingo, 17 de junio de 2018

INTIMISSIMI

INTIMISSIMI 
#italianlingerie 

ELEONOR (BID 1287)
Body de algodón elastizado adamascado de encaje.
Llega el verano y con él...la lencería sale a la luz de la mano de INTIMISSIMI.
Porque ahora lo que se lleva es el body.

eltranviadelamoda.com