jueves, 10 de octubre de 2019

TODOS TENEMOS...UN PSICÓPATA DENTRO


#Aleertoca #eltranviadelamoda #psicópata

Se atribuye a Maquiavelo la frase “el fin justifica los medios”. Además de escritor fué filósofo, diplomático y un gran observador de aquellos que movían el mundo pero que rara vez se manchaban las manos de sangre.

Parece que hablar de psicópatas significa hablar de asesinos de niños, de violadores, de secuestradores de mujeres…Parece que se trata de personajes situados en el límite de la sociedad.
Sin embargo, hay muchos más psicópatas que asesinos en serie, tales como ricos empresarios que ganan millones a costa de personas que trabajan en condiciones infrahumanas, políticos que cambian de posición para llegar al poder sin que se les caiga la cara de vergüenza….en resumen, psicópatas que pertenecen a esferas socioeconómicas de difícil acceso y que no se tienen que ensuciar las manos tan a la vista como los primeros.

Quién puede considerarse psicópata?

En realidad, solamente el 1 % de la población está catalogada como tal. Personajes insensibles, egoístas despreocupados por el bienestar ajeno que no sienten ninguna culpa cuando realizan alguna maldad. La estadística sube al 4 % cuando se trata de ejecutivos, políticos o sujetos con cargos de alta responsabilidad.

Si analizamos los datos, todo lo malo que sucede en el mundo no depende solo de ellos.  El problema es que la mayoría de nosotros somos capaces de comportarnos exactamente igual que ellos con el mismo grado e incluso la misma frecuencia.

Todo lo malo lo hacen los psicópatas?

Sin darnos cuenta hablamos de individuos agrupándolos por raza, sexo u orientación sexual. Pero no se habla nunca del grupo de los malos, no hablamos del grupo de la maldad aunque existe como los otros.

La maldad está catalogada por una conducta pero perfectamente puede ser un pensamiento íntimo que no llega a ser malvado si no llega a ejecutarse. Solo lo ejecutan las personas que se encuentran en “una situación” determinada  y que han hecho lo que han hecho bajo la circunstancias que le han conducido a eso y que solo ellos saben.

Cómo reaccionaríamos en esas circunstancias?

Genética y cerebro ponen las bases para el mal pero la sociedad nos pone el contexto. Nadie nace condenado a ser malo, de la misma manera que nadie nace condenado a ser músico o pintor… en realidad hay que decidir hacer el mal en lugar del bien. Es el resultado de un dilema moral…un dilema que TODOS resolvemos de manera similar pero que lo único que nos diferencia es donde ponemos los límites.

Y qué sucede cuando compartimos con otra persona los valores que le llevan a hacer el mal?

Consentimos y toleramos el abuso porque de algún modo lo entendemos. Porque si estuviéramos en esa situación quizá, nos comportaríamos igual. Es verdad que cuanto mayor son los sentimientos y los valores del otro, mayor tiene que ser la recompensa de ser malo, justificando esa decisión y cuanto menos sean esos sentimientos menos implicados nos veremos y menos nos costará ejecutar el plan maligno.

En vida diaria, existe también el grupo de los actores. Aquellos que son malos-malísimos pero que de cara a la galería se llevan las manos a la cabeza cuando alguien ejecuta una maldad dejando claro que ellos jamás se comportarían asi. Y les cuesta reconocer que tal vez, sean los más psicópatas de todos. Los define el precio que están dispuestos a pagar, que suele ser muy alto, a cambio del beneficio que consiguen por ser malos maquillando la situación para que nadie tenga conocimiento de ello. Vulgarmente llamados “hurones”.

Esos…son los peores, los verdaderos psicópatas de guante blanco.


La malvada suegra que mete cizaña en el matrimonio su hija hasta asfixiar la relación, la ex mujer que no para hasta dejar arruinado a su ex marido a pesar de ser ella la infiel, la cuñada que te amarga la vida por una obsesión que se prolonga años, aquellos que se aprovechan de las situaciones complicadas de las familias y no tienen corazón solo egoísmo, los que hablan mal de otras personas sin importarle el daño que hacen con sus palabras…
En resumen, malvados a los que le sobra el talento.

Todos tenemos un psicópata dentro, pero sin duda, algunos...más que otros.

www.eltranviadelamoda.com





lunes, 7 de octubre de 2019

DETOUR


(2019 - J.Dell’Aqua - Cooper and Stone)
#jdellaqua #sculpture #metal

How many broken promises you can stand ?
The shortest distance not always is the straight line. Life comes fully of obstacles and tramps, taking you apart from the right path toward an unexplored parallel reality.
A detour to nowhere, a detour to oneself!

                                         Life & Art

www.eltranviadelamoda.com


martes, 1 de octubre de 2019

DE QUÉ DICEN QUE TRATA…LA FELICIDAD?


#Aleertoca #eltranviadelamoda #felicidad

Lo más parecido a la felicidad ocurre, simplemente, cuando el horizonte se ve libre de amenazas, cuando abanderas el lema universal en esta sociedad de “comer y no ser comido”.

En realidad, es una expectativa de futuro esculpida por la memoria con partículas de tiempo seleccionadas, guardadas entre algodones que nos recrea una ilusión   capaz de recordarnos que en un momento determinado, fué maravillosa. Sin embargo, se alza como una gran generadora de angustia cuando tememos perderla, como ese aire que respiramos, cuando su ausencia es más notoria que su presencia y se nos nota…

Dicen…que la felicidad oscila entre la depresión del alma por déficit y la euforia por sobredosis.

Dicen…que no es más feliz quien más tiene sino quién es feliz con lo que tiene.

Dicen…que no es más feliz quién es querido por muchas personas sino quien es querido por la única persona que ama.

Dicen…que la felicidad requiere que el futuro sea incierto para disfrutar de ella cuando se es capaz de lidiar con esa incertidumbre.

Dicen…que la envidia es el único vicio que no proporciona ninguna clase de felicidad a pesar de ser el vicio universal por excelencia.

Dicen…que la felicidad está en las pequeñas cosas como sentir la lluvia tibia en la cara, un trago de cerveza helada, el mensaje de alguien que ni te imaginabas, el paisaje que desfila por la ventanilla de un tren, disfrutar de una buena conversación, estar enganchada a un libro, disfrutar de la soledad de una terraza en otoño, soñar con los ojos abiertos, observar una manada de nubes al galope…

Dicen…que se trata de mi y de ti, y de ti también y de todas las personas que observamos pasear mientras tomamos en soledad una copa en la terraza de una cafetería.

Dicen…que se trata de buscar la felicidad en los finales tristes.

Dicen…incluso que se busca la felicidad a través del amor.

www.eltranviadelamoda.com


miércoles, 25 de septiembre de 2019

UN “NO” A TIEMPO ES UNA VICTORIA


#Aleertoca #Eltranviadelamoda

Es un dilema reconocer cuánto nos cuesta decir “no” cuando nos sentimos incómodos ante una situación determinada. Es una norma escrita gustar y complacer a todo el mundo, pues parece que es para lo que hemos sido educados. Pero eso en la mayoría de las ocasiones resulta imposible.

Dependiendo de los entornos sociales, un alejamiento discreto y progresivo es factible pero resulta complicadísimo cuando se trata de familiares directos o amistades muy íntimas.

¿Qué ha pasado para llegar a esto?

Todo se acaba enquistado cuando contenemos la incomodidad que provoca esa persona en nosotros por miedo…a hacerle daño. Y entonces, el “no” se nos hace imposible de articular porque creemos que va ser para las otras personas difícil de digerir.

Y sin querer, alimentamos un conflicto que está latente cada segundo y que se desbordará en el momento en el que el pozo de la paciencia llegue a su tope más alto y provoque un terremoto emocional: la etapa en la que se dirá “no” y punto. Sin más miramientos. Y tendremos que estar preparados para asumir el enfado del otro y sus consecuencias.

Gracias a esas experiencias desagradables, comprendes que para ser formidable tienes que soportar las relaciones con los demás como una cuestión de apariencias, una falsa fachada de simple contrachapado. Nadie en esta época narcisista, está preparado para soportar una visión negativa de uno mismo que no coincide, en absoluto, con la propia de cada uno.

Cuando ya no se puede aguantar más, la frase más utilizada es: “ Te quiero, pero no te aguanto”. Los nervios están a flor de piel y la segunda parte de la frase es muy agresiva aunque la primera parte parezca conciliadora. Una forma sutil de decir que se necesita una pausa. Un “Te quiero, pero en este momento no nos entendemos y sin querer nos estamos haciendo daño”.

El problema de decir “no” depende de a quién se lo dices. Porque cuanto más cercana es la persona, la situación se recrudece. Existen familias con tal nivel de conflictos que por ser precisamente familia, dejan pasar cualquier cosa para seguir unidos, sin darse cuenta de que están pagando un enorme precio emocional y dejando en sus vidas una profunda huella negativa. Relaciones tormentosas y dolorosas que lastran el presente sólo por no saber decir “no”.

El director de cine italiano Vittorio de Sica decía: “La Biblia nos enseña a amar a nuestros enemigos como si fueran amigos, posiblemente porque son los mismos”. Apuntando a que son las personas más cercanas las que más capacidad tienen para herir. Algo que muchos ya hemos comprobado.

Al final, es inevitable que nos duelan los reproches de aquellos a los que hemos querido o que nos castiguen con el látigo de la indiferencia quienes rompen el vínculo que creíamos tan fuerte. Pero para mitigar la tristeza y el sentimiento que producen estas situaciones, hay que saber elegir el momento y el tono adecuados.

A veces, el mismo “no” dicho de diferente manera puede ser bueno para las dos partes, liberando a las personas de vínculos carentes de sentido. Ya será la vida la que se encargue de unir otra vez a esas personas si tiene que ser o dejarlas así en la serenidad de la decisión tomada.

A veces, hay que dejar que cada cual recorra su camino.

 A veces, un “no” a tiempo es una victoria para ambas partes.

www.eltranviadelamoda.com


sábado, 21 de septiembre de 2019

QUE SEA LO QUE TENGA QUE SER: “CARPE DIEM”


#Aleertoca #eltranviadelamoda

Horacio le dedica a una de sus amadas, Leucónoe, la undécima oda del primer libro.

“Mejor será aceptar lo que venga,
ya sean muchos los inviernos que Júpiter
te conceda, o sea éste el último…”

En ella le avisa de que a nadie se nos es permitido conocer el fin que los dioses nos tienen reservados y que mejor que consultar a cualquier oráculo, simplemente acepte su destino. Bien porque sean muchos los inviernos concedidos o bien porque sea éste el último, le recomienda que sea prudente.
Le recomienda que sea sabia, que filtre el vino y que se adapte al breve espacio de la vida con una larga esperanza…de que vivirá más.

Le advierte de que mientras esté leyendo sus versos, el tiempo envidioso se le escapará entre las manos.

 “Leucónoe, huye con la palabra el tiempo:
goza el día, nada fíes del venidero”.

De esta forma de pensar han bebido todos los sabios y epicúreos, no fiando la vida al incierto mañana y agarrándose en su forma de vivir y en sus escritos, al día en el que están, a su presente. Es una de las cimas del espíritu: placer de la armonía de los sentidos, fluir del tiempo y la aceptación de lo inevitable: “memento mori”,  recuerda que morirás.

Pero hoy en día, el “carpe diem” adquiere una variante infame y grotesca con un efecto devastador cuando se somete al espíritu de la manada.

En este caso, lejos de agarrase al día para beberlo como una exquisita degustación a pequeños sorbos como un licor, el individuo cede a las leyes del grupo que le llevan a devorar todas las sensaciones al alcance de la mano como un animal salvaje, como si el fin de la historia fuera a producirse la próxima noche del sábado,

Es decir, remitiéndonos a los clásicos, si el mundo puede reventar en cualquier momento todo se puede hacer, todo está permitido.
Un consejo de Horacio para que su amada, Leucónoe, tuviera la mente preparada para disolver la fugacidad de la vida disfrutando con los pequeños placeres diarios y como decía su oda :

 “Cuánto mejor es soportar lo que haya de ser!”, poco a poco y a fuego lento.

Sin embargo, queda fuera de nuestra compresión que haría hoy la amada y dulce Leucónoe, en una agónica fiesta de despedida de soltera o en una mega fiesta nocturna, enrolada en una pandilla de macarras que acaban resultando cutres manadas violadoras que reparten un aire de asqueroso acoso y agresión en grupo, en la que amargan la vida a la víctima que, lejos de lo que ocurría 50 años a.c, tendría una esperanza de vida de unos 40 años más. Hechos que la dejarían perturbada, amargada y como no, jodida para el resto de su larga vida.

Como diría la famosa escritora Dorothy Parker: “Bebe y baila, ríe y miente, ama toda la tumultuosa noche porque mañana hablaremos de morir”.
Y únete al rito ineludible que hay que cumplir hoy en día para ser moderno: un Carpe Diem a lo bestia.

Un Carpe Diem a lo bestia, desde los 16 años como hacen los adolescentes ahora, hasta que quieran los dioses concederles el último invierno en una de las generaciones que más larga tiene la esperanza de vida y no saben aprovecharlo ni dosificarlo y donde se están tomando todo el licor que los dioses tienen guardados para ellos, en una sola noche. Y si sobreviven a cada sábado noche…ya verán ellos que hacen con el resto de la vida que les vaya quedando o cómo de tocados acaban.

Que sea lo que tenga que ser pero opino que el Carpe Diem está hecho para tomarlo a fuego lento o simplemente para otra tiempos…los de Horacio.

www.eltranviadelamoda.com


jueves, 19 de septiembre de 2019

MEJOR QUE TU...


#Aleertoca #eltranviadelamoda

La vida te enseña que hay muchas cosas de nosotros mismos que descubrimos en el momento en el que las ve otra persona.

Te contempla sonriente y mientras te sientes fascinada por quien te mira, te paraliza su confesión.

Después, sientes el colmo del nerviosismo cuando te das cuenta de que es verdad y sientes la obligación de romper el silencio pero no sabes qué decir.
No sabes desde cuando es así, pero es verdad y es algo que te acompañará hasta el final.

Alguien ve en tí más que tú misma.
Alguien te conoce mejor que tú.

www.eltranviadelamoda.com


sábado, 14 de septiembre de 2019

KV62


( 2019 - J.Dell’Aqua - Marble & Iron)
#jdellaqua www.jdellaqua.com

The Wall upfront the man, the man behind the legend, the legend beyond the myth.

The KV 62 ‘s tomb still seduces like the first time, Howard Carter saw “Wonderful things” and the history changed forever.

The shadows move but the dark is never quite uplifted. The mystery of Tutankhamen ‘life still eludes us.

                                             History & Art


www.eltranviadelamoda.com