miércoles, 30 de septiembre de 2015

INSTINTO


Ese hombre tenía la habilidad de hacerle sentir torpe e incomoda simplemente con contemplar su cara.

La más breve conversación con el se transformaba en una competición entre su creciente deseo y la incontrolada timidez que le dominaba cuando se encontraba en su presencia... Y eso le volvía loca.

Ella solo quería a alguien que le hiciera sentir que el otoño es primavera, que le hiciera olvidar que alguna vez estuvo triste. Alguien con quien hablar estando dormida.
Que la besara en la frente si no le entendiera. Alguien con quien compartir el café y por que no...la vida.

eltranviadelamoda.com
the blog versión web

1 comentario :