lunes, 3 de diciembre de 2018

NADIE ESTÁ OBLIGADO A SER FELIZ EN NAVIDAD...I

NADIE ESTA OBLIGADO A SER FELIZ EN NAVIDAD  I
www.eltranviadelamoda.com

-“Esta noche toca la Navidad en mi casa, que el año pasado ya la pasamos con tus padres.

-Ya…pero ya sabes que mi madre esta muy delicada y puede que el próximo año no tengamos oportunidad de estar con ella.

-A ver…es que tu madre lleva así cinco años!!

-Y qué quieres decir? Que le diga que no te apetece estar con ella?
 Crees que me apetece más estar con tu familia cuando mi madre está así?”

Discusiones como esta son muy típicas en navidad y pueden suponer una situación incomoda hasta pasar estas fechas cada uno con su familia o ser el detonante de una separación-cronica anunciada…

La Navidad. Símbolo de paz y felicidad. De compartir y de estar en familia.
Pero qué es en realidad?

Unas fechas en las que se compra mucho, se bebe en exceso, se fuma, se trasnocha, te reencuentras con ex-parejas del pasado, algunos lloran sin parar y otros viajan para ver a su familia política sin tener ganas, una ilusión infantil, una creencia, recuerdos de discusiones, sentimientos de frustración y de culpa…en resumen: la profecía autocumplida.
Porque…quién dijo que fuera fácil la Navidad?
Nos crea estrés, nos provoca angustia y vaticinamos lo que va a ocurrir en estas fechas…un montón de causas inexplicables de infelicidad.

Por ejemplo:

CONSUMISMO: Dinero y tiempo invertidos para comprar regalos a la familia. Sin entrar a valorar lo duro que es atravesar una etapa económicamente dura.

VALORES: Por qué hay que ser generoso solo en Navidad?
Donde estamos el resto del año?

COMIDAS DE COMPROMISO: Diciembre se queda pequeño. Cenas de empresa, de amigas, de cuñadas, de familia…Te rompen la rutina y te agotan. Algunas apetecen y muchas no.

FAMILIA: Cenas de conflicto en tierra hostil. Es difícil compartir una cena de Navidad con personas que te han despreciado y ninguneado el resto del año, sobre todo si son la familia de tu pareja.
Y, por supuesto, la tuya. Como tus hermanos. Cuando hace años que no te sientes hermana de nadie. Personas unidas a tí accidentalmente por la genética, una puta union aleatoria de células que pueden hacerte la más feliz del mundo o tener una bolo en el estomago el resto de tu vida cada vez que te lo encuentras por la calle por su violenta forma de ser.

Solución?  Autocontrol para no empeorar el conflicto.

LOS QUE FALTAN: Porque han fallecido o porque están lejos. Las emociones se desbordan y es que siempre faltan los mejores, los que unían, nuestros ángeles, los que nos protegen desde donde estén, los que te hacían creer en la familia, los que hacían posible que la familia pudiera ser…

Y se quedan los peores…los envidiosos, los ladrones, los sinvergüenzas, los que tienen que visitarles los fantasmas por noche por lo que han hecho, los que han metido a su madre en una residencia después de quitarle todo, los que aprovecharon que los buenos se murieran para ser como realmente eran…”diablos.”
Los que no saben que es familia. Los que no saben que es el amor y por su corazón podrido...nunca lo sabrán.

LA SOLEDAD: esa soledad que aparece cuando más acompañada estás, a años luz de estar conectada.

Esa rutina que nos acompaña durante todo el año pero que nos da seguridad, que nos permite planificar y decidir.
Sentimos ansiedad cuando nos falta el control porque la mente y la memoria son un recordatorio que nos agarra, nos atrae y nos recuerda cuando estamos bien y cuando no.

El verdadero significado de la Navidad debería ser Todo el Año. Nadie está obligado a ser feliz en Navidad...
Pero deberían saber que lo demás, como decía la canción, es Puro Teatro.


No hay comentarios :

Publicar un comentario