lunes, 17 de diciembre de 2018

MUCHO RUIDO Y MUCHAS NUECES...

MUCHO RUIDO Y MUCHAS NUECES…
www.eltranviadelamoda.com

Cada uno tenemos nuestras propias preocupaciones y una forma distinta de afrontarlas, pero ahora se suma la angustia continua que supone el exceso de información al que estamos sometidos con todo tipo de historias, casi al minuto, por las nuevas tecnologias. Es muy difícil desconectar.

Porque siempre hay algo que nos apesadumbra…

Según el filosofo alemán Peter Sloterdijk el estrés es una agonía que brota, sobre todo, de las noticias que siempre consiguen angustiarnos. Y parece, según él, que compartir los temores con otras personas nos ayuda a encontrar la solución a muchos desafíos aunque nos convierte en seres fácilmente manipulables que hace, además, que suframos por las amistades que son los que se supone que nos van a ayudar.

Me temo que nos recorre a todos una sensación de vértigo acordarnos de personas con las que mantenemos un contacto intermitente y según las etapas cambiantes de angustia que sufrimos a lo largo de la vida, nos acercamos o nos alejamos de ellas. Uno no sabe por qué. De la misma manera que nos dejan a nosotros orillados, colgados o en la cuneta. Poco a poco desaparece de nuestra cotidianidad o nos hace desaparecer de la suya.

Peleas, decepciones, ingratitudes…

Casi nada hiere tanto como sentirse traicionado por un amigo pero no podemos ir contra él en atención al antiguo afecto, por una especie de lealtad hacia un pasado común…hacia lo que hubo y ya no hay.

Hay ocasiones mas sorprendentes en las que uno presenció una mala época  que ya pasó de ese amigo, por falta de dinero o extrema debilidad y angustia y eres tú el que no sabes si echándole una mano estas creándote un amigo o un enemigo y que por dar esa ayuda resucite hacia tí una inquina invencible.

Unas veces alguien se aparta porque al otro le va bien, otras porque le va demasiado mal…y un exceso de lo uno o de lo otro es siempre peligro de quedarse solo y abandonado.

Qué podemos hacer?
Con quién podemos compartir entonces los temores?
Debemos ser personas cínicas, disfrazadas com muchísimo  maquillaje y escondidas detrás de unas gafas de sol que nada nos afecte?

La vida esta llena de diferentes matices.
Con la actualidad y la amistad sucede lo mismo. Cualquier hecho se puede contar desde diferentes puntos de vista.

Debemos dudar de todo y no dar nada por sentado. Tenemos derecho a cambiar de opinión, a sentir que estuvimos equivocados y que puedan existir situaciones que nos convenzan más que otras pero debemos darle la justa importancia para frenar la angustia agobiante e intentar que no nos influya en nuestro estado de animo ni nos vuelva locos.

Mucho ruido y muchas nueces... desconectemos con mesura de la avalancha de noticias y no enviemos al infinito las amistades que una noche nostálgica pueden ayudarnos a salir de nuestra fragilidad.


No hay comentarios :

Publicar un comentario