domingo, 8 de marzo de 2020

“QUE HAY DE TU VIDA…?”


#Aleertoca #eltranviadelamoda #vida

Esa pregunta, que fuera de contexto parece una frase hecha, con la cual nos saludamos en ocasiones, suele ser retórica y casi siempre acompañada de la misma respuesta; “la misma de siempre”, acusando una pobreza sobrenatural de originalidad.

Si respondes así con frecuencia, puede ser que tu vida se esté convirtiendo en algo más aburrido de lo que debería.  En realidad, nadie desea llevar una vida anodina, ni pasar el tiempo con gente que también lo sea. El hastío…puede ser letal.

Muchas personas reconocen no haber aprendido nada o no haber hecho nada interesante el día anterior. Es por eso, que llevar una existencia soporífera carente de hechos relevantes y dignos de contar, resulta casi inexcusable en un mundo donde ocurren tantas cosas continuamente y donde las redes sociales obligan forzosamente a que algo tenga que ser fotografiado, contado y compartido con todo el mundo. Aunque todos los seres humanos llevamos en nuestra constitución la necesidad de guardar secretos impenetrables entre sí…

A veces, involucrarse en alguna causa o formar parte de un grupo, por más que pueda parecer tranquilo e inofensivo, puede arrastrarnos a un torbellino de noticias y de proyectos con más gente que puede hacer que nuestras vidas sean más entretenidas.

No siempre es necesario que todo este anclado a la realidad, ya que perfectamente la lectura de un libro puede embarcarnos en una historia y mantenernos inmersos en las problemáticas o fantasías que se desarrollan en él aunque sean ficticias.

¿Quién no se acaba sintiendo identificado por algún personaje del libro que está leyendo?

Hay que vivir, sentir, interpretar y experimentar lo que ocurre dentro de una vida. De un lado están los hechos y realidades que tienen que ver con los que nos concierne a diario; el trabajo, las responsabilidades, la vida afectiva… Y del otro lado, las actitudes, posturas y sueños. Acontecimientos de nuestro mundo externo, que queremos convertir en nuestras propias vivencias, con las que nos identificamos, con las que conectamos y queremos formar parte, las que queremos integrar y tomarlas como propias porque así las deseamos.

Si conseguimos hacer todo eso, es imposible llevar una vida aburrida.
Toso se olvida en esta vida, todo pasa al recuerdo, todo acontecimiento deja de ser presente perdiendo su valor y significado.

Qué hay de tu vida?

Solo lo que quieras integrar en ella y después quieras contar…

www.eltranviadelamoda.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario