viernes, 2 de marzo de 2018

UNA ROSA..ES UN ROSARIO



- Cómo estás? Por fin me coges el teléfono.
- Bien, ya sabes...la casa, el trabajo, los niños y él, que no me deja un segundo.
- Ya...de verdad estás bien? Te noto la voz como cansada, no pareces ni tú.
- Sí, sí. No te preocupes.
- Quieres que tomemos un café? Sabes que puedo ayudarte.
- Ayudarme?? A mí? A qué? Ya te he dicho que estoy muy bien .
- Soy tu amiga, puedes desahogarte conmigo. No puedes seguir así. Llevas el peso de todo y vas a caer enferma.

     Silencio

- No me entiendes, no me comprenderías. Le quiero. Y no quiero hacerle daño.
-Daño? Y el que os está haciendo a ti y a los niños?
-Sabes? No tienes ni idea de mi vida. Así que no opines de lo que no sabes. Estoy muy bien, ha cambiado, no es el de antes. Soy muy feliz.

“Quise cortar la flor más tierna del rosal pensando que de amor no me podía pinchar...”

Miles de conversaciones entre buenas amigas acaban así, en mentira. La típica conversación en la que una de ellas está esperando que le haga una señal para sacarla de ese infierno  de alcohol y maltrato y la otra está encubriendo algo que ya hace tiempo no se sostiene.

Aterrorizada a dar el paso. Le persigue la sombra de la muerte de los que amaba. La sombra de una vida interrumpida. Asqueada y truncada por su pareja. 

“No puedo vivir sin ella pero con ella tampoco.
Amar es el empiece de la palabra amargura.”

Sus fantasmas revolotean en su cabeza como un borrón denso de culpa que se ha ido expandiendo como la lava de un volcán, quemándola, anulándola, haciéndole creer que no vale nada sin él.

Se han ido uno a uno los pensamientos frecuentes de los que un día le importaron y se ha quedado sola luchando consigo misma.

Eso sí que es retorcer la paradoja.

A mí no me mandes flores...porque a veces una rosa es un rosario.

Thanks for Inspiration MECANO
eltranviadelamoda.com



No hay comentarios :

Publicar un comentario