domingo, 28 de febrero de 2016

LOS VIRUS...PASABAN POR AQUÍ


Últimamente he estado muy liada pillando todos lo virus que existen. Puede que si no se ha puesto enferma mas gente durante estos meses, es porque yo he llegado antes y me he quedado con los virus que correspondían a los demás.

No ha sido voluntario. A la gripe de principio de otoño le siguió una bronquitis con gato arañando los pulmones incluido y últimamente un virus que te deja destrozada. Todos ellos con derecho de pernada...

Estoy resentida con ellos, con todos. Los he visto como una conspiración para apartarme de todo lo que gustaba hacer. Bien...superado todo esto creo que puedo decir que estoy sana. 
Y he podido presumir de tener dos amantes a la vez en estos meses: los pañuelos de papel y los antibióticos.

Los antibióticos están bien...La verdad es que te lo quitan todo: la fiebre, la infección, la fuerza muscular, la alegría de vivir...te quitan todo.

Si te encuentras tan débil es que las defensas te han abandonado y no es para culparlas porque antes ...yo las he abandonado literalmente.
El funcionamiento del cuerpo es un trabajo en equipo y he actuado como ese típico compañero que hace como que trabaja confiando que sea otro el que saque el trabajo adelante y se escaquea.
Así he sido yo con mis defensas...Pero una debe saber cuando acaba la fiesta.

Mis defensas desaparecieron hasta dejarme totalmente knockeada y cuando esto ocurrió fui bajando los escalones hacia una caverna sombría en la que me refugie para huir de una pesada luz que me cegaba.

Lo malo es que tu ojos se acostumbran a la oscuridad y acabas pensando que no hay mundo más allá de esa penumbra que ves ahora cotidiana y normal. Llegas al punto de no poder salir de casa, ni ir a trabajar.
Tus pupilas ya no echan de menos la claridad y puedes llegar a pensar que la vida consiste en moverse con el cuerpo cansado por un espacio reducido y alejado de todo.

Afortunadamente un rayo de sol se cuela sigiloso entre los muros de cada amanecer y vuelves a echar de menos esa luz.

Si quieres, puedes volver y reconciliarte con tu vida que te espera con los brazos abiertos ahí arriba, confiando en que tengas el valor de mirarla a los ojos de nuevo, pero ahora con mas ganas!!

Gracias a los virus...que pasaban por aquí.

eltranviadelamoda.com
the blog versión web


2 comentarios :