domingo, 18 de febrero de 2018

ESO...SÍ QUE ES PEOR



Existen dos tipos de personas: los envidiosos y los envidiados.

Sentir envidia, un sentimiento básico y muy antiguo, es querer algo que tiene otra persona. Desearlo. 
Y no sólo eso, además es querer que esa persona tampoco lo tenga, que lo pierda, haciéndoles cometer barbaridades fuera del alcance de la razón.

Para conseguirlo se crean auténticas guerras mentales por parte del envidioso, de las cuales el envidiado ni se entera, hasta que le llega toda la información de golpe, a modo de infarto, de todas las putadas y todas las mentiras que el envidioso ha creado en su mundo onírico, intentando así  arrebatarle su felicidad y conseguir su fin. 

Personas...que desilusionan como raza humana.
Personas que se acaban convirtiendo en monstruos sin saberlo.

A todos los envidiosos:
“No inventéis mentiras de la gente porque al final acabarán diciendo ellos vuestras verdades.
Y eso...sí que es peor”

eltranviadelamoda.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario