lunes, 29 de junio de 2015

PRÍNCIPES QUE DESTIÑEN...


 Aquel hombre romántico, educado y cortes con ella...termino por convertirse en un sapo. Se acomodó en el sillón y engordo, dejo de ser caballeroso, dejo de mandarle mensajes románticos...y ella empezó a marchitarse, a sentirse triste incluso fea.

Se preguntaba: que tendré yo, en que he cambiado? Evolucionaron en direcciones opuestas. El día que pensó que había perdido su título de princesa, decidió romper la relación.

El cuento podia haber sido perfectamente al revés. El, un príncipe implicado, fantástico, atento...y ella acomodada, quejándose de todo...a la que se le habría agriado el carácter...

Nos han inculcado desde pequeños una vida de pareja romantica del estilo "ser felices y comer perdices"
Pero no es así. Las parejas con el tiempo se relajan, dejan de cortejarse, se enredan en el estrés de la vida diaria, el trabajo...y se busca la comodidad. En como se comporta el uno con el otro.

Donde esta el limite? Hay una línea que una vez cruzada comienza a marchitar todo. La linea que convierte al hombre o a la mujer ideal...en rana.
Tan débil era la base de sentimientos que nos unió en un principio?

"El matrimonio es la principal causa de divorcio" Grourcho Marx.

eltranviadelamoda.com 
The blog versión web 




No hay comentarios :

Publicar un comentario