viernes, 13 de marzo de 2015

EL LARGO VIAJE DE LA VIDA...


Un reto o una ilusión?


Un viaje que empezamos nada más nacer y que se va llenando de mil adversidades...y algunos golpes de fortuna. Hechos, sucesos....que vivimos y que sirven de espejo de nuestra interioridad. 

Lo que va ocurriendo suele encajar poco con nuestros expectativas e ilusiones que tenemos al principio.


La vida es una gincana, un circuito de aventuras que consiste en agrandar paso a paso la conciencia abrazando lo que trae...cada momento.

Que sentido tiene la existencia si sigue llena de vacío, de días de insatisfacción, de decepciones y de cambios inesperados que revientan de cuajo esas expectativas?


Nos pasamos la vida esperando el gran día, la gran batalla.....pero no siempre llega y a veces es suficiente que nuestro ser se tense apasionadamente dentro del espíritu de cada momento.


Suele ser a mitad de nuestra madurez cuando tenemos una mayor conciencia de la vida. Ya ha habido un antes y ahora...queda todo un después.

Vamos perdiendo la inocencia por el camino e intentado encajar en los modelos sociales imperantes de hoy. 


Cultivamos el coraje, la astucia, la amistad e intentamos evitar oír a nuestra alma que bebió tragos amargos de nostalgia en el camino del desapego. El camino más duro. 

Desabrazar los algodones del amor para volver a el....mayor, diferente. Del efecto blandengue al amor duro, al que no teme. Un apego que expresa lo que fuimos y lo que somos ahora.


Entonces se nos presenta el temor a descubrir aspectos desconocidos de nosotros mismos que puedan ensombrecer nuestra vida actual.


Porque....cuanta verdad somos capaces de soportar? No nos han preparado para responder a esta pregunta. En lugar de ir hacia el amor deambulamos por el miedo, de la intención se pasa a la justificación. Pasamos de las ilusiones a las sombras.


La mente es experta en crear ilusiones pero también engaños. Juega en la dualidad y eso.....repercute en nuestras decisiones. Nuestros pensamientos nos llegan fragmentados, nada es completo, ni auténtico para la mente. 

Nos enredan, nos confunden y hasta nos seducen.


Nos convierte en enfermos imaginarnos. Pero una cosa es tener ilusión y la otra es vivir de ilusiones. Aquello que llamamos realidad no es más que la pantalla donde reflejamos nuestro interior. Vemos en los demás.....lo reprimido en nosotros, ensalzamos virtudes que creemos no poseer y nos hacemos los serios para ocultar deseos indecorosos.


Tenemos que asumir que todo cambia y todo acaba. Que las cosas no siempre suceden como las planeamos ni las personas son siempre amorosas ni leales. Que la vida no siempre es justa...y que el dolor forma parte de ella.


"Héroe es todo aquel que ha vivido a través del dolor y ha sido transformado por el"

David Richo


eltranviadelamoda.com

the blog versión web.


2 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar