sábado, 7 de febrero de 2015

"NACEMOS SOLOS.....MORIMOS SOLOS"


Únicamente a través del amor podemos crear la ilusión momentánea de creer que no estamos solos.


La vida no es perfecta y además...es corta, sobre todo cuando la miras desde el último tramo de tu vida. Sientes que todo ha pasado rápido y....Que vemos? Que nos queda mucho menos por delante que lo que hemos dejado atrás...una vida que se ha ido evaporando mientras cuidabas de tu familia.


Los años te pasan factura. Y ahí esta la sociedad.....e incluso tus hijos para recordarte que si no eres capaz de mantenerte en pie o si entra en tus planes romperte la cadera....irás a una Residencia.


Cuando ya no tienes más que dar.....cuando les has cuidado sus hijos durante años, cuando has estirado tu pensión como un chicle para ayudarles mientras ellos conservaban sus trabajos e incluso ascendían en momentos de crisis en los que mucha gente perdía el suyo...ahí estabas tu ayudando porque.....les has querido con locura.


Cuando te quedas viuda y no molestas a nadie. No quieres desestabilizar horarios ajustados de trabajo, hijos y vida social en la que tus hijos andan entallados por el tiempo. Realmente están perdidos en el arte de vivir plenamente.....y no lo saben.


Cuando ya no tienes más que dar....vienen y organizan tu vida.....tus ahorros y todo lo que construiste con tu marido, ( que nadie se puede hacer idea cuanto le echas de menos ). Ahora eres tu la que necesita un poco de ayuda y tu premio es la Residencia. 


En las dos etapas que más necesitamos que nos quieran son al nacer y los cuidados mientras eres un niño y cuando te haces mayor...


Cuando eres un niño deseas con fuerza que el tiempo pase rápido y ser un adulto.....pero cuando ya eres una anciana pasan rápidas las horas y deseas que el tiempo se pare porque el siguiente paso es la muerte.


Y nadie esta contigo. Solo te han querido cuando eras productiva. Y ahora sólo queda el desguace para abuelos. Y comienza tu estado comatoso: estado de aletargamiento por la presión en el cerebro...y estas dormida y no te despiertas. Mejor dicho, estas muerta y no lo sabes.


Sociológicamente hace años, los abuelos eran venerados sobre todo por la experiencia y su capacidad de sacrificio para con los suyos y les cuidaban en las casas hasta el día de su muerte.


Ahora el egoísmo habita en tus hijos. Y morirás ahí, mientras ponen a la venta el hogar que con tanto amor levantaste con tu esposo. Y se te agotan las ganas de luchar. 


Para qué? Lo único que quieres es reencontrarte con tu alma gemela. El murió en tus brazos....y tu morirás sola.


Cruda realidad. La gran mayoría estamos convencidos de que nuestra forma de ver la vida es "la forma correcta de ver la vida". Creemos que nuestro hijos pensaran como nosotros. Pero no. Existen terceras personas que se encargarán de presionarles y convencerles para que hagan otras cosas que no les convenía hacer....y les hagan aspirar a cosas que no necesitaban tener. A costa de lo que tu has trabajado toda tu vida.


Es triste pensar en la tumba que se que me espera....jamás nadie me vio llorar así. Sólo ahora mis compañeros de Residencia.


Estas tan sola, este es el premio a toda una vida....?


eltranviadelamoda.com

        the blog


2 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar