jueves, 23 de noviembre de 2017

EL MÁS ALLÁ


Miles de personas de todo el mundo y a lo largo de la historia  han explicado las ECM (experiencias cercanas a la muerte) de forma diferente pero con muchas coincidencias.

Comienzan con una desconexión del cuerpo y empiezan a ser sus propios observadores. Se sienten ajenos en un entorno ahora desconocido, flotando y ya no sienten el dolor que les llevó allí. Están presentes en el mundo pero a la vez en la distancia.

Hablan de infinita serenidad, de paz interior, de euforia y libertad. Pasan con facilidad de un estado especial de conciencia a otro.
Después...deambulan como entes abstractos, incorporeos, la carne ya no existe y comienzan un viaje a través del famoso túnel. Un túnel plagado de seres extraños, paisajes, personas cercanas e incluso fallecidas. Reconocen que tienen miedo y buscan las personas que han amado en vida.
Y allí al final, aparece La Luz blanca.

Recuerdan sus propias vidas, un resumen de su película, imágenes recuperadas del pasado que se mezclan con imágenes del futuro. Relatan un estado de éxtasis sin olvidar quiénes son y qué han sido.

Más tarde, pasan días describiendo una experiencia que realmente ha durado apenas unos segundos. Elaboraciones que, ya conscientes, mezclan con la influencia de las creencias, de la cultura, de los deseos...

Qué tienen en común estas situaciones?

Acontecimientos variados como traumatismos, paradas cardiorrespiratorias e incluso el consumo de ciertas drogas-ketamina, LSD, mescalina- porque es en todas ellas donde se produce una disminución súbita de la llegada del oxígeno al cerebro.

Esto hace que disminuya la actividad sensorial y se rompa la conexión con los almacenes de la memoria perdiendo la conciencia, reemplazándola por imágenes creadas con una mente desconectada ya del entorno.

La sensación de aislamiento es absoluta creyendo que se roza la eternidad...

Si la conciencia se pierde en unos segundos y “no sobrevive” cómo pueden explicar lo que ha sucedido a su vuelta?
Si la conciencia es un constructo y ya no hay actividad eléctrica suficiente para ser recogida por nada...qué hace que podamos contar ciertas cosas a la vuelta?

Qué habrá en el más allá...?

eltranviadelamoda.com



No hay comentarios :

Publicar un comentario