miércoles, 23 de agosto de 2017

CUANDO RESURGE...


"Las relaciones con él eran al mismo tiempo...demasiado intimas e insuficientemente intimas. 
Mentalmente estaba muy unida a el, pero en el aspecto corporal...no existían el uno para el otro.

A pesar de la gran intimidad, no estaban en contacto.

El estaba dotado de aquella curiosa clase de autoridad protectora a la que ella se plegaba inmediatamente.
Ya no gozaba de su libertad, ya que quería tenerle constantemente a su lado.

Habían dado muerte a la intimidad que les unía?

Aquella curiosa parte palposa, debajo de su duro y eficaz caparazón, la parte correspondiente a las emociones...la parte humana e individual, se hallaba en estado de dependencia total de ella.

Fue entonces cuando un estallido de luz le abrió los ojos y le calentó las manos. Incluso percibió el leve aroma a brea de las flores. Incluso pudo escuchar el silencio que emiten los árboles, el sonido que con el viento producen.

Y hallándose tan quieta y tan sola tuvo la impresión de penetrar en la corriente del destino que realmente le correspondía. Había estado amarrada pero ahora se había liberado y navegaba a la aventura. No se había enterado de lo difícil que era deshacer los lazos del amor.

¡Cuán fuertes pueden resurgir algunas personas...en su fragilidad!"

eltranviadelamoda.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario