sábado, 20 de mayo de 2017

EN QUE LÍOS...ANDAS METIDA?


La verdad es que tener muchos problemas casi siempre es tener un problema. 

Hay personas que viven ansiosas ante tanta problemática...personas que allá donde ven agujeros negros, fuegos o finales del mundo, otros solo ven un problema y siempre el mismo. Porque lo que pasa en realidad no es que existan muchos frentes abiertos sino que es uno único que se reproduce en todos los ambientes de la vida del que lo sufre.

Hay días que parece que todos los elementos se han conjurado para amargar la existencia a cualquiera y se intentan superar los agravios sufridos con los recursos aprendidos. Pero varía poco. Parece que si soportas todo aquello tiene que ser por algún motivo más transcendente que el de la más llana casualidad, que no puede ser obra exclusiva de la carambola del azar, una razón inasequible a los hombres...una razón mas poderosa en la cual se debe creer.

Que ocurre entonces? 

Resulta curioso que el ser humano se de cuenta de que aunque cambien las personas y los lugares, suelen existir los mismos problemas de fondo para resolver...porque al final las personas se acaban cansando de todo.
Donde esas personas ven mala suerte, negocios fallidos, parejas rotas...otros solo ven cansancio. Ese tipo de personas ven los problemas, los cuentan, los enumeran y los jerarquizan.

Es por eso que el hombre que piensa es el que peor digiere. 
Sería posible que se hubiera imaginado correlación directa entre la actividad de la mente y la del estomago?

Por eso la manera en que una persona soluciona sus conflictos...puede determinar su carácter.
Para desatascar una situación complicada hay que llevar a cabo una serie de acciones puntuales que no valen para resolver los otros conflictos. Son acciones excepcionales. 

Es importante luchar contra la fuerza del hábito que siempre empuja a actuar de la misma forma. El remedio a tales entuertos se encuentra en ese mecanismo invisible que se llama inconsciente. 
Entonces los hábitos se han mecanizado hasta tal extremo que se ha perdido la referencia de su proceso como por ejemplo: conducir. 
Lo que aprendimos en la autoescuela se convierte con los años en un proceso mecanizado que permite fijarse en el paisaje, escuchar música o hablar con el copiloto. Nuestros hábitos quedan mecanizados y el inconsciente...es una máquina que decide por nosotros, que retorna una y otra vez a lo que una vez le enseñamos.

"No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos." EINSTEIN

Cuando los contratiempos parecen acumularse en el terreno de lo inevitable...debemos buscar la raíz de los mismos para poder resolverlos. 

eltranviadelamoda.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario