miércoles, 8 de marzo de 2017

PIENSA BIEN Y ACERTARAS....


Uno de los propósitos de la psicoterapia es demostrar que los problemas no son causados tanto por las situaciones en sí, sino por la manera en que las interpretamos en nuestra cabeza y por el impacto que esas conclusiones tienen en nuestros sentimientos.

Sorprende comprobar cuánto hay de inconsciencia y de automatismo en lo que sentimos, haciéndolo incluso prejuicioso.
Cada día tomamos decisiones determinantes que dependen de nuestras experiencias, erróneas o acertadas, y por lo tanto de nuestras interpretaciones, elaborando un valor que depende más de elucubración...que del hecho que sucede.

Deberíamos cuidar más la validez de nuestros pensamientos. A veces, preferimos no saber, no enfrentarnos a lo que sospechamos porque el resultado será doloroso.
Pero deberíamos analizarlo todo, no dejar ningún detalle sin ponderar porque "si se piensa de forma correcta, se sentirá y actuará de forma correcta."

Hay situaciones que son susceptibles de ser comprendidas de manera diferente. Elaboramos hábitos y formas de vernos a nosotros y a los demás y la vida puede ayudarnos a evitar caer en pensamientos irracionales que al final entorpecen nuestra toma de decisiones.

Que contradicción!!
Pero no son propios de la naturaleza humana estas contradicciones? El hombre no está hecho de una sola pieza, sino de sentimientos e ideas que a veces se contraponen.

Debemos modificar nuestro "estar en el mundo" y construir una visión más acertada de nosotros mismos.
Por ejemplo: 
Qué camino elegimos todos los días para ir al trabajo? Lo elegimos porque nos parece corto, aunque si lo analizamos bien, es por ser el que conocemos aunque tardemos lo mismo o menos tomando otro.

Del mismo modo que la cabeza se dispara cuando una persona tiene una cita con otra persona que conoció hace poco y ésta no aparece...
"Seguro que no le gusto, que no le atraigo, la profecía autocumplida..."
Pensamientos cargados de distorsiones que hacen que nos sintamos tristes, decepcionados, despreciados...y que harán que condicionen nuestro comportamiento posterior.
Una excusa para dar salida a un intenso odio, a una repugnancia acallada por la cortesía.
Y cuando después aparece en la cita, estamos inseguros y nuestro ego ya está herido. Aunque también estaba desinformado.

Habíamos interpretado la situación original correcta?
Quizá no llegó a tiempo por el tráfico o porque paró a por unas flores...

Pensamientos que conllevan a sufrimientos innecesarios, a frustración y a angustia, a incertidumbre y a decepción.
Cuantas veces hemos oído que tomar decisiones en caliente no es bueno?
Decisiones emocionales que no sabemos si son adecuadas hasta mucho después.

Piensa bien y te sentirás bien.
Piensa bien y acertarás...

eltranviadelamoda.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario