sábado, 18 de marzo de 2017

NO, NO SOMOS EL SEXO DÉBIL...


Por qué las mujeres aún no podemos tenerlo todo?
Es el resultado de una suma de factores. Para empezar, cuando miramos a nuestro alrededor nos faltan modelos de mujeres que hayan tenido éxito.
Por qué sucede esto?

Las mujeres tendemos al perfeccionismo. Queremos ser perfectas en el trabajo, en casa y cuando aspiras a la perfección lo normal es que te frustres, no logras tus objetivos y te vuelves más insegura. 
Pasamos todo el tiempo pensando qué hicimos mal, rumiando pensamientos.

Todo lo que se nos ocurre acerca de nosotras mismas es revivir viejas ideas apolilladas de los hombres sobre nosotras...aderezadas simplemente con detalles nuevos. 
Parece que lo importante no es tanto lo buena que seas- en caso de que hubiera alguna manera humana de medirlo- sino en lo buena que seas a ojos de los demás.

Parece inevitable que la mafia de las asociaciones feministas controlen toda la vida cultural. Por qué?
La novedad es que su producto consiste simplemente en que esta vez...la opinión masculina sobre las mujeres esta firmada por una mujer!!

En poco tiempo hemos conseguido el derecho a trabajar en turnos de noche, el derecho a ser obreras o estibadoras, a realizar trabajos que requieren equipo pesado, el derecho a pagar pensiones alimenticias a los hombres, fontaneras, embaladoras de muebles, el derecho a cumplir el servicio militar, a formar parte del ejercito y el derecho a ir a la guerra. No todas son jueces y médicas...
Y la política maquillada de que ahora no se hacen pedidos más que a empresas con una cuota determinada de mujeres.

Pero seguimos cobrando menos por el mismo trabajo. 
Qué hacemos mal?

Somos nosotras las que nos hacemos débiles intentando demostrar que no lo somos. Tenemos una gran inteligencia emocional y eso también tiene inconvenientes. Analizamos las críticas que recibimos y las corregimos de inmediato.

El día de la mujer trabajadora...acaso somos una enfermedad rara?

Es tiempo de dejar atrás los estereotipos. Un persona es válida independientemente de que sea hombre o mujer.
Pero los prejuicios son una de las grandes barreras a las que se enfrentan las mujeres.

Ser...pero ser menos?
Solo los buenos artículos obligan a bajar la mirada y sentirse avergonzados a los que marcan diferencias.
Los hombres son el todo y las mujeres...parte?

Lo más importante para alcanzar la libertad es la formación, y la autoexigencia continua en afirmarse en la vida, conlleva una enorme satisfacción y eso le sucede a hombres y a mujeres.

No somos el sexo débil, ni el fuerte.
Simplemente somos uno de los dos sexos y ya está!!

Y los dos...necesarios.

In Memoriam Cada 8 de Marzo...   M.
eltranviadelamoda.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada