sábado, 19 de noviembre de 2016

1 de Noviembre


"Ahora veo que estoy más ciego que nunca. Mi alma se aleja del cuerpo y te ve tal y como eres. Va muy lejos...toma distancia y me permite contemplarte preciosa.
A veces, incluso sientes el filo de mi presencia..."

Hay personas que son amputadas de este mundo y pronto son olvidadas. Sin embargo, otras lejos de olvidarlas aparecen de repente, como si hubieran brotado de un enorme rácimo de flores escarlatas repleto de mensajes...en nuestros sueños.

La luna parece un pálido esqueleto de si misma. Ya es medianoche y sobre el cielo sin estrellas la noche esta espesa de sombras, la hora en la que el cuerpo pierde la vitalidad.

Es entonces cuando el alma sigue y sólo unos cuantos amantes afortunados consiguen enviar su espíritu al viento para encontrarse con el alma de quienes los convoca más allá del dolor, de la pena y de la indignidad de la muerte.

Sienten como la tristeza ocupa el lugar del dolor. Esa tristeza que surge cuando el dolor inicial de la perdida ya se ha ido.

No saben por qué recuerdan detalles insignificantes y tantos gestos de sus amados cuando en cambio se les escapan otros muchos rasgos de su rostro.
Todos los días y en especial el 1 de Noviembre incluso sienten el filo de su presencia... 

eltranviadelamoda.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario