jueves, 15 de septiembre de 2016

"AMOR SABIO"


Los hombres y las mujeres cometen el error de creer que con el amor tienen bastante para que dure una relación. Aunque es cierto que es requisito indispensable, no es garantía de que una persona sea la adecuada para nosotros.

Las relaciones personales parecen rompecabezas indescifrables pero los que somos realmente difíciles somos las personas.

El amor romántico o inconsciente poco tiene que ver con el amor verdadero. El romanticismo es idealización, apego, adicción...pura necesidad del otro. Y eso ha creado muchos problemas a personas que han sido víctimas de sus propias fantasías.
Pero además, son necesarios unos vínculos que funcionen.

Después de una ruptura se necesita un proceso de cambio y si no hay una verdadera transformación personal...en la nueva relación aflorara el temor de revivir experiencias anteriores. Porque no serán dos personas...sino la suma de sus experiencias, las fantasías del pasado que sacaran a flote los constantes miedos a repetir viejas historias.

Solo funcionan las relaciones conscientes, las que se establecen entre dos personas completas. 
-Personas que desean tener pareja pero que no la necesitan si no aparece. 
-Personas conscientes que comparten su plenitud y que no se relacionan para completar sus carencias.
-Personas con intuición que hace que se encuentren por casualidad y su relación empiece y fluya con suavidad.
-Personas que no buscaban esa relación pero en el fondo...la deseaban.

Porque buscar significa carencia, ausencia...y una relación no se puede buscar. Todo lo que se puede hacer es crearla.

Entonces, por qué llega a nuestras vidas un mismo estereotipo de persona? Una y otra vez las relaciones parecen fotocopias siguiendo un mismo patrón.

Para saber estar en pareja es necesario antes saber estar solo. Y no es sencillo encontrar personas que no odien la soledad. Tolerar, amar, estar solo y sentirse bien...es un gran logro personal. Es el tiempo llamado "dieta de las relaciones". El tiempo necesario para recomponerte, centrarte y prepararte para la siguiente relación.

Entonces se resuelve el miedo a la soledad, dejas de creer en situaciones superficiales e inconscientes como escudo de protección. La soledad no es buena ni mala, es lo que cada uno hace con ella. Llegar hasta el final agota. Tratar de suspenderla de forma artificial solo pospone el proceso de aprendizaje.

Entonces cuando se resuelve el miedo al abandono, empezar un idilio no es una amenaza sino una oportunidad. 

-Personas dispuestas a amar como si antes nunca hubieran sido heridas, sin volcar en la nueva pareja el dolor de las relaciones anteriores.
-Personas que no están resentidas ni desconfían, no rezuman amargura y por eso...atraen tanto.
-Personas que no aportarán a la relación el sabor amargo que a menudo esas relaciones dejan en el recuerdo.
-Personas conscientes que descubren que no temían en realidad empezar un nuevo vínculo sino que inconscientemente temían el infierno en el que con anterioridad habían convertido sus relaciones.

Es la estrategia del "Amor Sabio" basada en el amor consciente. No una sabiduría de la cabeza...sino del corazón.

eltranviadelamoda.com
the blog versión web


No hay comentarios :

Publicar un comentario