viernes, 9 de septiembre de 2016

"Quédate a mi lado"


Deseo hablar contigo de algunas cosas que lamento haber aprendido demasiado tarde. Se que no querrías que viviera con pesares...y lo intento. Y cuando veo a gente que  se pelea por asuntos nimios me dan ganas de decirles: "No perdáis el tiempo...Sed felices, os tenéis unos a otros..."

Me es imposible dejar de pensar en ti, como si tu presencia formara parte todavía de nuestras vidas. Y porque no quiero que te alejes de nosotros, más de los 8 minutos desde que te marchaste. Aunque ya haga mas de mil días.

Decidí en aquel momento agarrarte a mi memoria siempre, antes de tu partida y no quería dejarte ir...Cada día recordábamos lo que tu dirías, lo que hubieras hecho...para sentirte así cerca. 
En ese momento, no sabía exactamente donde dirigir mi vida, de que manera andar, a donde mirar y ni siquiera que palabras pronunciar. Hablar de cosas indiferentes me parecía afrontoso. Hablar de cosas tristes me parecía imposible. Callarme no lo encontraba mejor.
No podía evitar sentirme asaltada por una incesante colección de pensamientos.

Cualquier pensamiento, todo...me causaba tortura, todo me dañaba. La vida se centró en la condolencia por tus sufrimientos y el deseo ardiente de verte libre de ellos.

Y también estaba asustada de ver como abrigabas aquella esperanza de curación y a la vez, la amargura por dejar una vida que se presentaba cada vez mas cruel.

Quédate con nosotros porque te necesitamos. No se por qué me costaba tanto decir cuánto te quería...Y que ahora me moriría por confesarte.

Con frecuencia luchar contra un enfermedad así, es como hacerlo contra un incendio forestal. A veces hay que perder la batalla...con la esperanza de ganar la guerra.Y ya casi lo habíamos conseguido.

Puede que ahora que te has ido al otro lado conozcas todas las respuestas. Lo único que se es que te abrace mientras te morías y yo también quiero morir así. Abrazada por alguien...

Sentí como me envolvía un fantasmal paño mortuorio como si los largos dedos de una mano invisible emergiera de la tierra y se aferrara mi cara. Y sentí....como te esfumabas. Pero te agarre y te agarraré en todas las historias que cuento y recuerdo sobre ti.

Me explicaste que el dolor forma parte del proceso de maduración y aprendizaje y yo siento dolor...

Pero se que estas ahí iluminando nuestras almas y cuando el alma se ilumina, adopta la hermosa forma de una paloma.

Quien me abrazara ahora que no estas? Cómo tu decías: "Hija mía, la vida es así.....that's life."

See You on the other side...daddy.

eltranviadelamoda.com 
te blog versión web


No hay comentarios :

Publicar un comentario