sábado, 2 de julio de 2016

QUIEN NO HA MENTIDO ALGUNA VEZ...POR AGRADAR?


Recuerdas esa mentirijilla para ligar...?
Convertirse en otra persona no es una buena forma de hacer amigos; puede producir el efecto contrario porque los demás pueden sentirse incómodos, manipulados o frustrados.

Hay personas que viven mimetizandose. Cambiando de piel para convertirse en otro. Con una excesiva necesidad de sentirse aceptados. Llevan hasta sus últimas consecuencias la frase "No puedo cambiar al otro...pero me puedo cambiar a mi mismo". 
Son muchas personas difíciles a un mismo tiempo. La criatura de 3 años hambrienta de amor, la abogada fría como el hielo, la loba solitaria y esa que quiere volverse loca de nuevo, que añora dejarse llevar...

Reconoces alguna de estas formas? Me riño, me critico, me meto miedo, descuido mi cuerpo, vivo en el desorden. Fotogramas de la conciencia.
Me comparo con otras personas y creo que es mas importante la felicidad de otros que la mía propia...y es cuando surge el efecto camaleón.

Esas personas que tienen unos mapas mentales pobres o rígidos, que se adecuan de forma acritica a la situaciones. Por ejemplo, una pareja puede anularse en el otro adoptando ideas o gestos en proceso de asimilación. Lo que supone una característica de conformismo. Se sienten unidos el uno al otro aunque se traten con llaneza y uno de los dos sea un ser maltratado y el otro le defienda apasionadamente.

Y nos damos cuenta que no tenemos autoestima. Esa capacidad de sentir amor hacia uno mismo, la confianza en poder pensar y sentir para enfrentarnos a los desafíos de la vida...la espina dorsal sobre la que nos apoyamos para triunfar y ser felices.

Cuando la autoestima es débil la sensación es de insuficiencia. Piensas que no sirves y que los demás...son mejores. Incluso puede ser tan débil que se convierte en autoestigma...que es la capacidad que otorgamos a los demás para que nos produzcan dolor.

El deseo de ser amados induce a estas personas a desaparecer sumisos o a salir corriendo si toca comprometerse.

Para combatirlo es aconsejable ir paso a paso, día a día:

1.Día sin críticas: para que los cambios sean positivos.
2.Dia sin miedo: buscar una imagen que sustituya un pensamiento aterrador por una imagen de placer.
3.Dia de la amabilidad: delicado, paciente...
4.Dia para cuidar el cuerpo: comer sano y hacer ejercicio y sobre todo pedir abrazos...porque producen oxitocina, la hormona de la felicidad.

"Un secreto: debemos recordar que no necesitamos caerle bien a todos!!"

eltranviadelamoda.com
the blog versión web


No hay comentarios :

Publicar un comentario