lunes, 18 de julio de 2016

LA LLAVE DEL CONOCIMIENTO


Un grupo de científicos europeos han publicado los resultados de años y años de estudio. Como todas las cosas importantes, grandes descubrimientos pueden resumirse en dos líneas: 
Enseñar a unos ratoncitos, seres menudos y tiernos con su vida siempre en precario, a procurarse comida presionando una palanca para luego enseñarles a olvidarse de cómo hacerlo, chocando fuertemente con algo tan establecido como la posibilidad de "desaprender".

Pero no por la ruina cognitiva sino como un tratamiento específico ceñido, en este caso, a desaprender como presionar la palanca.

Hay en el cerebro de los mamíferos un grupo de neuronas a las que se da el nombre de Giro Dentado. Cerebro...esa gelatina primordial de cerca de kilo y medio que ordena el mundo a través de un tendido eléctrico de 1.000 billones de conexiones.
Por ahí, pasan todos los recuerdos antes de emerger a la conciencia. Después, saber donde de guardan es un asunto de discusión continua, casi de estado.
Unos dicen que se aloja cada recuerdo en una caja. Otros...dicen que se distribuye por el cerebro.

La activación de un recuerdo enciende varias luces en distintas regiones de nuestro cerebro. Y cada una de esas luces son un componente de ese recuerdo.
Para nuestros ratoncitos...la clave del recuerdo seria el hecho de que la palanca les procurara comida, el contexto la jaula y el componente emocional...el placer de ver caer la bolita.

Clave, contexto y emoción se alojarían en regiones distintas, pero al ser llamadas a comparecer por la conciencia, se agrupan ante la imperiosa aduana del giro dentado.

Es la ruta del recuerdo pero también la del olvido!!

Así que una vez localizada podria bloquearse con alguna intervención drástica, por ejemplo, la de un fármaco.

Dice el resumen del estudio: "Una parte importante se ha dedicado al desarrollo de una sustancia química capaz de activar esa ruta del olvido. Y eso, que esta en pleno desarrollo, permitiría ayudar a la eliminación de los recuerdos indeseados."

El bloqueo podría ir debilitando poco a poco el recuerdo hasta hacerlo desaparecer?

El hombre no recuerda lo que ha vivido sino lo que ha recordado. Y si es así, a fuerza de no invocar dichos recuerdos podrían desaparecer traumas de una guerra, de una violacion, de una separación, de una humillación...

De ser así, podrían hacer desaparecer los aprendizajes perniciosos, como los relacionados con las adicciones?
El mal también requiere aprendizaje y por lo tanto...recuerdo.
Porque todo el conocimiento relevante sirve por igual a los señores del Bien y del Mal.

De todo esto, deducimos que los recuerdos se esfuman con menor facilidad de lo que se creía. 

Siguiendo pues esta teoría...podríamos tener derecho al recambio de los recuerdos? Elegir lo que queremos recordar?

"La llave de la vinculación entre los recuerdos y nuestra identidad nos daría la felicidad y deberíamos saber que esta...en cada uno de nosotros."

eltranviadelamoda.com 
the blog versión web


No hay comentarios :

Publicar un comentario