sábado, 2 de julio de 2016

HASTA QUE LLEGO...EL


Su vida hasta entonces era un manojo de cabos sueltos y frente a ella se alzaban puertas negras. Esto es lo que iba a suceder en el momento de su muerte...?
No se daba cuenta e iba acumulando unos antecedentes históricos que variaban según las estaciones, sin más, sin nada relevante que las interrumpiera...

El cielo se veía diurno al despertar pero conforme avanzaban las horas su mente oscurecía por momentos. A veces balbuceaba como una niña cuando apenas había empezado aun a beber.
Sin embargo, con dos botellas en el cuerpo permanecía aparentemente serena.

Sufría una inseguridad rotatoria, dependiendo de su estado de animo.
Se sentía sola y perdida en la gran ciudad de la vida y apareció el. Se proclamó su policía, su protector y su compañero sentimental.
En ocasiones adoptaba un tono sacerdotal. Formaba parte de su profundo sentido de la responsabilidad, porque cuando alguien se hace cargo de alguien...también lo hace de sus problemas y mantiene en orden su vida para que no acabe cometiendo ninguna locura.

Aquella noche salían a cenar. Era su décima cita y ella le ayudaba con el nudo de la corbata.
Fruto de los celos de su imaginación se pregunto cuantos hombres habrían pasado por su vida hasta que aprendió esa técnica, que había llegado a dominar.

Se la habría hecho también a su ultima pareja o si esta la llevaría en ese momento, o si se habría ahorcado con ella ...o estrangulado con ella...o le habrían volado la cabeza con la corbata puesta porque su mente rebotaba de un lado a otro de su cabeza como una bola de goma.

Ella sintió sus pensamientos, lo atrajo hacia así y lo beso. Y siguió besándolo y acariciándolo hasta que el le devolvió el abrazo. Ella llevaba los pechos desnudos bajo el vestido...
Cuando se ama a alguien no se tiene ningún control, uno se paraliza y el la deseaba tanto que se quedó inmóvil.
Estaba en un estado de incandescencia. No sabia como actuar. No podía alejar de su memoria la presión de su pubis contra el muslo...

En cuestión de minutos ninguno de los dos sabia que decir. Y ella le dijo:
"Debes rescatar esa parte de ti que ha muerto. Si no, pronto te perderás a ti mismo.
Puedes hacerme el amor cuando lo desees. Para ti es importante. Pero para mi...lo es todo"

eltranviadelamoda.com
The blog versión web


No hay comentarios :

Publicar un comentario