viernes, 8 de julio de 2016

A SOLAS...CON UNO MISMO


Contrariamente a lo que pueda parecer...estar solo es un motor de crecimiento personal que nos ayuda a comprender quienes somos y como debemos mejorar.

Debemos tener nuestro espacio, un momento de quietud elegido para viajar hacia nuestro interior, para desarrollar nuestras fantasías. Las neuronas, que son el espejo de nuestro cerebro, se activan observando las conductas de los demás.
Porque aquello que los ojos no ven y la mente no sabe...no existe. Primero observamos, luego creamos.

Nuestro cerebro se modela interactuando con el cerebro de los otros haciendo propias sus acciones y emociones. Eso...permite tener empatía con el resto pero nos puede llegar a saturar. Y a veces, necesitamos desconectar, estar solos. Todo ser humano busca contacto social pero necesitamos tener nuestras propias emociones.

Debemos equilibrar los dos sistemas mentales de decisión:

-El emocional: rápido, intuitivo y que nos guía día a día.
-El reflexivo: compuesto por procesos mas lentos y racionales. Examina quienes somos y se nutre...de nuestra soledad.

Puede parecernos entonces que nuestro ritmo de vida nos impide quedarnos a solas. La capacidad de saber estar solo y conocerse a uno mismo se denomina inteligencia intrapersonal y el silencio y la calma...la favorece.

Las redes sociales, Facebook, internet...nos mantienen conectados a otros pero lejos de nosotros mismos. Mostramos un interés exhaustivo por el prójimo...pero como si miráramos por un telescopio y jamás entráramos en contacto con lo que vemos. Excepto con la negación de encontrarnos a nosotros mismos.

Y en realidad todo esto es un poco ridículo, cuando no muy ridículo. 
Resulta vital poder hacer una pausa en medio de la tensión de la vida diaria y tener una cita con uno mismo. Eso...nos reporta grandes beneficios que son clave para el desarrollo de la creatividad.
Incluso la sensación de aislamiento puede fortalecer los vínculos familiares de manera extraordinaria.

La verdad...nunca se esta solo a gusto de todos.
Nunca nadie esta mas activo que cuando no hace nada.
Nunca nadie esta menos solo que cuando esta consigo mismo. 

Entonces es cuando tu soledad tiene el don de hacerte prisionero, cuando la disfrutas.
A mi de la soledad me salvo la literatura, que es lo que se hace mas a solas del mundo. Es como una forma de estar sin nadie, a la antigua usanza.

Y es que la soledad es muy hermosa si se tiene alguien a quien contársela.
Hay que estar a solas...con uno mismo aunque sea por un rato.

eltranviadelamoda.com
the blog versión web


No hay comentarios :

Publicar un comentario