jueves, 8 de octubre de 2015

PADRES A LA FUGA...


Son mas o menos guapos, estables económicamente y famosos entre las mujeres. Pero a veces, la consecuencia de estas aventuras es...un hijo.
Como se implican en esta situación algunos hombres?

Tienen miedo al compromiso pero creen que un hombre sin hijos no puede sentirse realizado. Aunque lo que realmente les importa es que ninguna mujer se les resista y conciben la vida como una gran fiesta en la que las mujeres son el entretenimiento y la procreación...

Cuidado!! Porque algunos de ellos están entre nosotras. Igual de peligrosos, ávidos por renovar compañías y sin renegar a la paternidad que disfrutan como es habitual en ellos...de lejos.

Algunos han reconocido que cuando se enteran que van a ser padres por primera vez, se quedan en shock, aunque admiten un efecto positivo en su vida....
Aquí es cuando mienten...porque ya han dejado satisfecha a más de una y no han nacido para ser fieles a una sola mujer ni lo pretenden...

Una amiga mía, haciendo uso del profundo conocimiento del genero masculino me contó que muchos de ellos alargan sus rasgos narcisistas de la adolescencia durante el resto de su vida.
Necesitan reforzar continuamente su ego logrando cosas, alcanzando metas sobre todo con las mujeres mas deseadas.
El problema reside en la relación que después mantienen con sus hijos.

Un estudio reciente ha demostrado que en un alto porcentaje de hombres, el nivel de testosterona disminuye con la paternidad. Y nace de ellos una enorme inmadurez negándose a asumir los sacrificios que ello conlleva.

Hombres ególatras, simpáticos, picaros con enorme talento pero con la cabeza de un niño perverso que aprovechan las frecuentes interrupciones por las que pasan sus relaciones para disfrutar sin freno de otras aventuras.

Los hombres, no entiendo por que, se vuelven locos en brazos de mujeres sin escrúpulos que los manipulan fácilmente, sobretodo esas criaturas despreciables que no se contentan con abrazar a sus esposos.
Zorras que siempre buscan robar a otras el marido y apartarlos de ellas para alimentar su propia vanidad.
De estas...también hay.

Pufff, complicadisimo reunir en una sola persona a un mujeriego y a un amante de la paternidad. Algunos hasta reconocen que han nacido para el placer y no para las ataduras.

Entonces...que tiene que ocurrir para que terribles condiciones conviertan a un hombre "de bien"en un golfo despreocupado?

Para nuestra tranquilidad, la gran mayoría de los hombres valoran los vínculos emocionales y el ser padre. Menos mal...

eltranviadelamoda.com
the blog versión web


No hay comentarios :

Publicar un comentario