viernes, 10 de julio de 2015

HACER CASO A LA INTUICIÓN

Vivimos situaciones y momentos de incertidumbre para los que nadie nos da una receta. Nuestra intuición nos salva de una influencia negativa. Con ella no se analiza o duda. Con ella hacemos una valoración rápida. Se siente, se escucha...no se piensa...

Muchos de nuestros pensamientos son acerca del pasado pero la intuición es del momento presente. Seguir una intuición a veces se denomina hacer caso al corazón. Pero si es así...por que no nos dejamos llevar por ella?

Una mente que piensa constantemente es una mente ruidosa, distraída e incapaz de escuchar el corazón. Es la meditación lo que nos ayuda a crear el hábito de responder desde la serenidad y desactivar nuestro piloto automático...

La intuición proviene del corazón del ser. Es la capacidad que tenemos de saber sin una base lógica...lo intuyes...lo aciertas...el sexto sentido.

Ser intuitivo es el resultado de un largo esfuerzo evolutivo que presupone desarrollo personal. Si aparece es suave...si la reprimes cuando se expresa...es destructiva. No hacer caso a la intuición es dar la espalda a la vida.

"La intuición personal es el instrumento para interpretar los mensajes que nos manda la vida"
Eric Rolf 

eltranviadelamoda.com
te blog versión web 


2 comentarios :

  1. hermoso es el sexto sentido, quien calma a tu mente el saber respirar con conciencia al serlo,
    es el comprender quien es uno, en la sensibilidad de nuestro pensamiento en la calma,
    de saber sentir lo sensible del sentimiento o de una emoción construida por el cuerpo
    o el deseo del pensamiento, hay que estar pendiente si es del cuerpo, o del pensamiento,
    esto fácilmente lo confunde a uno, sobretodo en el amor, del sentir ese sentimiento de cariño.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar