viernes, 20 de marzo de 2015

PODEMOS COMER...SIN SUFRIR?


Tomar alimentos de forma compulsiva puede ser un componente sustitutivo...que enmascara emociones como la frustración y la rabia.


La relación entre emoción y alimentación es bidireccional. Lo que tomamos provoca cambios en nuestra conducta: la cafeína despierta y excita...el azúcar da energía y si consumes alcohol...te sientes desinhibida. 

Y he aquí la causa de tu último dolor de cabeza...cuando la noche anterior has alternado demasiado libremente entre dos amantes: la comida y la bebida. Y piensas que hasta aquí hemos llegado!!


Bajo un constante bombardeo de cafeína piensas que necesitas llevar una vida más equilibrada, con conductas más favorables....que incluyan hacer ejercicio y mucho sentido común.

Una de las variables para angustiarnos con la comida es la necesidad de responder a un canon de belleza que impone nuestra sociedad. 

Unas veces despiadada cuando tiene que serlo y muchas más veces cuando no tiene que serlo!!!


Pero se puede vivir en paz y comer con tranquilidad siguiendo unas pequeñas pautas:


1. Poseer paciencia. Perder peso no es algo de hoy para mañana. Si mayor es el objetivo, mayor la presión y mayor puede ser la frustración.


2. No abusar del autocontrol. La capacidad para decir no y decidir lo correcto es sinónimo de éxito, pero si tensas la cuerda puedes llegar al fracaso.


3. Planificate porque si no quieres comer unas cosas, ten la despensa llena de lo que si debes comer.


4. Imagina donde quieres llegar. La ropa que puedes llevar o el problema de salud que mejorara al perder peso.

Para ello no tienes por que se perfecto. De vez en cuando decide cuando te vas a saltar la dieta: una comida con las amigas, un sábado-noche...


No puedes estar todo el tiempo mirando asustada el callejón de las calorías. Porque las personas tenemos necesidades y no sólo orgullo a la hora de mantener un físico...y esto nos esta costando cada vez más ignorarlo.


Lo prohibido, como todo en la vida, es muy atractivo. Sin embargo retrasar....es alejar el impulso, que coja distancia y decide luego si "eso" te sigue apeteciendo...o lo puedes engañar con un te o una fruta.


Pero sobre todo....practica el buen humor y busca otras cosas que te plazcan. No todo es perder peso y estar controlada. Existe el deporte, el salir, leer, el sexo, el amor....


Si todo esto te sienta bien, no necesitas la comida para sentirte aún mejor!!


eltranviadelamoda.com

the blog versión web



No hay comentarios :

Publicar un comentario