miércoles, 6 de agosto de 2014

PODER FEMENINO

Las mujeres reales tenemos curvas. La moda debería acercarse a la voluptuosidad de lo femenino. La delgadez, más allá de lo saludable, es un ataque al cuerpo de la mujer. Las caderas, los pechos..... son atacados por una cultura que promueve la línea recta, las mini-tallas.....

Ahora que la mujer ha ido conquistando más terreno en el ámbito social se propone un ideal en muchas ocasiones imposible. Hay que pagar la libertad, con disfrutar menos de nuestro cuerpo y encorsetarlo en medidas imposibles...?

La vivencia de nuestro cuerpo esta plagada de sensaciones que se han conformado en un continuo intercambio con nuestra madre en primer momento y después con el mundo....la relación de nuestra progenitora con su feminidad determina la forma que nosotras vivimos nuestro cuerpo....

"Sara estaba frente al espejo y miraba su cuerpo con amor. Recordaba la escena que poco antes le había hecho sentir placer....Cuando el deslizaba sus manos despacio por sus caderas con la delicadeza del que sabe amar..... y acompañadas de unas apalabras que le producían en su corazón el mismo placer que esas caricias..."

Sara se sometía antes a todos los regímenes para tener menos caderas. Y se dio cuenta que esa insatisfacción era un desplazamiento de lo poco que se valoraba.....tuvo que cambiar la forma de mirarse ella misma para permitir que un hombre se acercará a su cuerpo, disfrutara sin prejuicios y aceptase su imagen imperfecta.....pero muy valiosa y ahora sensual.....

El rechazo de su madre hacia ella la hacia identificarse con el rasgo que odiaba.....lo que su madre rechazaba más de sí misma eran sus caderas.....Pero ya adulta, su cuerpo infantil se había convertido por fin en el deseo verdadero de un hombre, de su amor.......

Pero si a los hombres les gustan las curvas....por que somos tan exigentes con nosotras mismas...?

Toda vivencia afectiva y corporal intensa.....siempre deja una huella indeleble en el inconsciente.....





No hay comentarios :

Publicar un comentario