domingo, 24 de agosto de 2014

AFIRMACIÓN DE VIDA

Vivir Zen es una introducción a la simplicidad, naturalidad y honda belleza del budismo Zen. Mediante el Zen aprendendemos a desarrollar la conciencia. Agudiza los sentidos e intensifica los poderes de percepción; lo ordinario se transforma en extraordinario y lo extraordinario se torna cotidiano.

Esto implica conocernos a nosotros mismos. Embarcarse en el viaje del autodescubrimiento, alcanzar la verdadera naturaleza de nuestros ser. Nos libra de los engaños de la mente.

En el mundo occidental todo cuanto existe tiene una naturaleza dual: mental y físico o bueno y malo. El Zen no contiene este dualismo, es más no parece ni lógico. Es la antítesis del modo de pensar dualista.

Simplemente ofrece una visión nueva y más intuitiva acerca de la vida, una comprensión que desborda el dicotomico enfoque lógico y la concepción de que somos "seres separados".

Nos libera de las ideas preconcebidas que hemos ido edificando a lo largo de nuestras vidas....


No hay comentarios :

Publicar un comentario