lunes, 2 de junio de 2014

ORGASM

Imaginemos que el sexo se limitara a sentir orgasmos, sin ningún tipo de coqueteo previo, caricias, complicidades, juegos....sin sentir esa intimidad tan intensa. Realmente nos gustaría? Es decir, tener el orgasmo a palo seco tan al alcance sin más hoy en día.

De hecho cuando recordamos con emoción alguna vivencia sexual, nos solemos acordar de detalles como lo que nos susurró al oído, sus ojos encima de nuestro cuerpo, como nos abrazo....más que de ese momento tan puntual. Los sabios dicen que hemos de disfrutar del camino. En el sexo, igual; cuanto más saboreamos el camino sin obsesionarnos como llegar a una meta, más gozaremos y paradójicamente, más habilidades tendremos de llegar a es cima.

"El mundo quiere vivir encima de la montaña, sin saber que la felicidad está en la forma de subir la escarpada".
Gabriel García Márquez 


1 comentario :

  1. Cuando hablas de "alguna vivencia sexual" me imagino que te refieres a alguna aventurilla casual, de esas que nacen y se agotan en una noche pero se viven con desborde de sensualidad, de pasión y por supuesto orgásmica. Un sesión sexual para el recuerdo. Porque el orgasmo en el matrimonio, sin ser esa cosa "a palo seco" que planteas, minimiza la pasión pero la sustituye con el amor, con la donación mutua que complace a ambos. Imagínate a una pareja con veinte, treinta o mas años de convivencia, mas que pasión y fuego en la relación , sentirán ternura, cariño suave y hasta gratitud mutua. Amor. Por último una pregunta: ¿Es Dufty Hoffman en la película El Graduado, el que aparece en la imágen?

    ResponderEliminar