domingo, 8 de junio de 2014

CASABLANCA

Quizás sean los calores estivales. Quizás cuando tengo días libres lo que la me gusta es ver cine clásico y ayer me toco ver a Rick. Y llore. Pero no por esa historia de amor sin perdices.

No. Lo que más me interesa de la película es esa bronca sorda de Lazlo y Rick para ver quien ganaba definitivamente los favores de la chica. Lo normal."Siempre nos quedara París." Sentenciaba Rick dejando con los ojos atónitos a las damas.

Pero por que os rendimos ante un tipo feo ( aunque atractivo) algo canalla, irónico, descreído y con amplia agenda de señoras loquitas por sus huesos? Mientras, el guarda en su corazón dolido el amor de un día, por una cándida Ilia.

Cundo una se hace mayor, y por tanto menos cándida, y por tanto más canalla, al mas puro estilo Bogart, cambia la percepción romántica para desviar la mirada hacia el heroico Lazlo, impecablemente hierático .....entonando las notas del himno francés en pie.... Y con lágrimas en sus ojos...

La cuestión es que la experiencia propia y ajena me ha enseñado que los Rick las prefieren rubias, con estupenda percha y jovencitas, más moldeables. Los Lazlos también.....

Así que dejamos a unos y a otros porque una vez que abres los ojos del enamoramiento, lo normal se convierte en una locura y eso no se lo merecen ni los Rick no los Lazlo!!!


 

No hay comentarios :

Publicar un comentario